sábado, 31 de mayo de 2014

EL SISTEMA EDUCATIVO



Qué tiene que ver la inteligencia artificial con la enseñanza? Roger Schank (Nueva York, 1946), matemático y lingüista de formación, ve en el primer campo una inspiración para el segundo. Tras años de investigación, fundó en los noventa el Institute for the Learning Sciences (ILS), desde el que se propone revolucionar el sistema educativo. Ha desarrollado un método basado en la experiencia que ha implantado en algunas universidades, incluyendo la Ramon Llull de .
Pregunta. ¿Cómo describiría a los estudiantes españoles?
Respuesta. Son tan inteligentes como los de cualquier otra parte del mundo. Pero por alguna razón en España se cree que la literatura y la historia son lo que una persona educada debería saber. Hoy en día no nos podemos permitir levantar una nación a  de intelectuales. Los estudiantes estadounidenses piensan mucho sobre qué negocio montarán o a qué se dedicarán. Aunque eso no les haga ser tan intelectuales como en España, sí que crea más empleo.
P. ¿Por qué hay que cambiar el sistema educativo?
r. Un joven con estudios de cualquier parte del mundo sabe, o le han enseñado, ciertas nociones de álgebra, trigonometría y geometría. Aunque no las vaya a usar en su vida. El hecho de que se enseñe matemáticas no se basa en ningún razonamiento científico o en pruebas empíricas, sino en creencias arraigadas, tradición y otros intereses que no son buenos para el estudiante. Y lo mismo pasa con muchas otras materias del currículum. Nosotros no ofrecemos asignaturas, sino distintos escenarios. En algunos de ellos habrá que aplicar modelos matemáticos, que los estudiantes aprenderán y retendrán. Algunos probarán con escenarios de ingeniería, para los que necesitarán ciertas herramientas; o de medicina, que requerirá otras; de derecho... Hasta que encuentren su vocación.
P. Usted está a favor, pues, de que se haya eliminado el latín de la enseñanza obligatoria...
r. Definitivamente. Algunos científicos llevan tiempo estudiando cuán transferibles son los conocimientos adquiridos en la escuela a la vida real. Y los resultados son demoledores: casi nada de lo que nos enseñan en la escuela nos sirve fuera de ella. El latín es un buen ejemplo de ello. Edward Thorndike publicó un estudio ya en 1923 en el que concluía que esta disciplina “no ayuda a organizar la mente”. La conclusión, pues, es que el latín es inútil para todo aquel que no tenga especial interés en la materia.
P. ¿Cómo resumiría su modelo de educación?
r. Se aprende desde la experiencia. Aprender es el resultado de hacer cosas y pensar sobre ellas. Llegué a esta misma conclusión tratando de comprender cómo funciona la mente para crear máquinas inteligentes. Los humanos tenemos dos tipos de memoria. La más básica, que compartimos con otros mamíferos, es la episódica: almacenamos experiencia, cosas que hacemos. Es la que usaban nuestros ancestros antes de que apareciese el lenguaje, y les funcionó bastante bien. La segunda es la memoria semántica: el lenguaje nos dio la capacidad de desarrollar procesos de razonamiento muchísimo más complejos.
Pero la memoria episódica permanece ahí, y necesitamos activarla. Nosotros lo que hacemos es usar la tecnología de la información para crear situaciones de aprendizaje que permitan a los estudiantes aprovechar las estructuras básicas de la mente. En esencia, simulamos lo que pasa en la vida profesional.
P. ¿Dónde han implantado su método?
r. El primer proyecto que desarrollamos plenamente se remonta a 2003, en el nuevo campus que abrió Carnegie Mellon University en Mountain View, California. Se ha probado durante diez años sobre mil estudiantes y los resultados son buenos. Desde hace cuatro años también estamos en La Salle-Universitat Ramon Llull, en Barcelona.
P. ¿Qué tal funciona el proyecto en Barcelona?
r. La Salle es el tipo de universidad que me interesa. Tienen experiencia en enseñar a la gente a conseguir empleo. Cuando creamos XTOL (Experimental Teaching On-Line), pensábamos en un conjunto de programas online, para móvil y e-commerce, que reeducase a la gente en este prometedor campo en el que se crearán la mayoría de los empleos en las próximas décadas. Para distribuir estos programas necesitamos asociarnos a instituciones que apuestan por una educación innovadora, y La Salle es una de ellas.
P. ¿Qué papel juegan los libros de texto en su sistema?
r. Los libros están bien. Los usamos, aunque digitales. Pero no hacemos que los estudiantes los memoricen para aprobar los exámenes. Los libros son recursos para ayudar a cumplir tareas específicas. Veremos, con el tiempo, cómo los libros digitales evolucionan hacia una nueva categoría de producto multimedia.
P. Si comparásemos a un recién licenciado que haya seguido la enseñanza usual con otro que haya pasado por su sistema, ¿qué diferencias encontraríamos?
r. El primero, básicamente, habrá aprendido a pasar exámenes, ya sea sacando buenas notas o aprobando justito. Pero no a pensar. En cambio, con nuestro sistema el estudiante habrá practicado todos los procesos cognitivos que importan para ser un profesional exitoso y un pensador inteligente. Entre estos procesos se incluyen investigación, planificación, diseño, causalidad, juicio, valoración, comunicación y negociación, entre otros.

miércoles, 28 de mayo de 2014

UN COLOMBIANO EN CANADA





Antony Díaz es un joven colombiano que pese a su corta edad ya ha empezado a marcar su nombre, y el de nuestro país, en la historia de la tecnología. Recientemente presentó en la Feria de Ciencias de Quebec, el proyecto: “un cargador de celular que funciona con el calor del cuerpo”.

Según Antony, la idea del proyecto, en el cual ha trabajado junto a su compañero James Manalad, era “aplicar los conceptos de la termodinámica a nuestra vida cotidiana. Lo importante de este proyecto es la solución: con el uso de la energía termoeléctrica se puede brindar a 1.2 billones de personas, que no tienen acceso a la energía eléctrica, la oportunidad de tenerla. Sería una solución ecológica, económica y accesible a todo el mundo”.

Antony comenta que para ellos éste era un proyecto ambicioso. No disponían de los recursos necesarios, ni del apoyo de los profesores, pero, dada la pasión que ambos sienten por la ciencia, decidieron seguir adelante y después de trabajar la idea, utilizar las bases de física que tenían, el internet y el apoyo económico de sus padres, lograron hacer un prototipo funcional. Luego, la Universidad de Montreal les brindó el apoyo tecnológico para mejorar el proyecto.

En la Feria de Ciencias de Quebec, el proyecto obtuvo varias distinciones, entre ellas, el premio de la energía entregado por Hydro-Québec, y la oportunidad de presentar el proyecto en la emisión de televisión Génial en TéléQuébec.  

Gracias a este trabajo Antony, junto a su compañero, recibió por parte del Alto Consejo de Comisarios de la Comisión Escolar de Montreal un homenaje por su participación y por ser el único grupo de un colegio público de Montreal en llegar a esa instancia.

Antony Díaz es un joven colombiano que desde muy joven se ha sentido apasionado por los números y las ciencias; durante sus años de secundaria siempre buscó participar en las olimpiadas científicas colombianas en las que logró tener muy buenos resultados. En 2012 se trasladó a Canadá. 

Gracias a su pasión y arduo trabajo, en el 2013, participó en la primera competencia organizada por la Universidad de Waterloo, el “Concours Cayley”, en la que finalizó entre los primeros 25 primeros, logrando pasar a la siguiente fase a nivel internacional, el "Concours Galois". En esta competición ganó la medalla de oro y obtuvo el mejor resultado de Quebec. 

Antony además ha participado en diferentes competencias científicas como el Kangaroo Math Contest, donde obtuvo medalla de oro y el Concours Scientifique Montmorency, organizado por el College Montmorency, donde obtuvo el tercer lugar regional.

Así mismo Antony ha participado en diversos actos culturales a los que lleva con orgullo la cultura colombiana. Entre ellos resalta su participación en la comparsa Colombia Carnaval, un grupo organizado por colombianos para dar a conocer la cultura colombiana a través del baile. Gracias a esta experiencia la comisión escolar de Montreal le entregó un reconocimiento por su proceso de integración en la sociedad de Quebec. 

Antony afirma que se ha sorprendido al ver la ausencia de inmigrantes latinos orientados a las ciencias, por lo que le gustaría motivar a estos los jóvenes, servir de portavoz para las diferentes actividades científicas organizadas en Quebec y mostrarles que es posible llegar tan alto como se lo propongan y que los “límites te los pones tú”.

miércoles, 21 de mayo de 2014

UNA TORTURA y UNA VIOLACION EN VENEZUELA

Juan Manuel Carrasco tiene 21 años, pero habla con el temple de alguien mayor. Fue detenido el 13 de febrero en Valencia, cuando recién empezaba la ola de protestas contra el gobierno de Nicolás Maduro. Su caso, reseñado en los últimos informes de Amnistía Internacional y Human Rights Watch, es uno de los más escalofriantes, pues ilustra hasta dónde ha llegado la brutalidad policial y militar en Venezuela.
Arropado por su familia y amigos, denuncia que fue violado la misma noche de su detención y golpeado hasta la inconsciencia. Ya no tiene arresto domiciliario, pero enfrenta cargos por protestar. Asegura que la suya fue una manifestación pacífica. Hasta hace poco recibía amenazas, por eso no sale solo.
Este es el relato de su detención para EL TIEMPO.
“Me paré a las nueve (del 13 de febrero) y les dije a mis hermanas que me iba para el shopping, donde estaba una manifestación. Llegamos como a las diez y media y ahí estuvimos todo el día, pacíficamente, hasta las seis de la tarde. Llevamos agua que compramos para darle a la gente que estaba allí. Como a las cinco, mi hermana me habló para irnos y le dije que no, que me quedaba. Ella me insistió, pero le dije, ‘yo me quedo’, porque ya estoy harto de la situación del país, de la economía, del hampa, de la corrupción y uno no tiene que quedarse callado y ya.
Entonces mis hermanas se van y yo me quedo caminando. A las dos horas me voy a El Trigal –otro sitio de protesta emblemático en Valencia– con unos amigos. No se había quemado nada, nunca se quemó nada, ni una gandola (camión), nada, como dijeron.
La Guardia Nacional (Bolivariana) llegó casi a las diez. Yo estaba con una amiga, salí corriendo con ella y otros muchachos hacia el carro de Jorge (León, un amigo, sobrino de un magistrado). A ella la tiré en un monte para que no la agarraran porque no podía correr más. Seguí corriendo y, cuando me monté en el carro, volteé y vi que venía una chama –que se llama Carla–; me bajé del vehículo, la monté en el carro y la protegí. Llegó la Guardia y nos partió los vidrios. Bajaron a Jorge primero, después a los otros dos. Cuando me bajé por la otra puerta, la Guardia nos resumió a golpes.
Nos maldecían, nos decían que nos íbamos a morir, que ni rezáramos ‘por el maldito Dios’. Eran 30 guardias, porque había 15 motos y dos guardias en cada una. Nos robaron los teléfonos y a ellos, un dinero en efectivo. Yo andaba nada más con la cédula.
Inconsciente tres veces
Luego de ahí, otros guardias bajaron con un garrafón de gasolina y se lo echaron al carro en que andábamos, un Aveo, y nos decían: ‘Mira cómo ustedes queman su propio carro’. El carro era de Jorge, y detrás había un Optra negro, que nada tenía que ver con la protesta... Agarraron y también le echaron gasolina y lo prendieron.
Diagonal a donde estaban los carros había un árbol grande. Nos llevaron allá, nos tiraron al piso y nos empezaron a pegar. Nos pegaban con la culata del arma, con tubos; a mí me brincaron en la cabeza. Quedé inconsciente tres veces.
De ahí nos llevaron al distribuidor El Trigal a punta de golpes. Nos seguían maldiciendo. Nos hicieron poner en posición fetal. Trajeron otro grupo de detenidos. Yo andaba con jeans, y, de tanto correr, se me bajaron un poco (se señala la cadera). Estando en posición fetal se me bajaron más porque tenía un bóxer, que lo que hizo fue resbalar más el pantalón. Nos empezaron a decir que nos iban a violar. Jorge se puso a pedir que nos llevaran a una clínica. Lo golpearon en la cabeza y le fracturaron el cráneo.
A mí me bajaron los bóxer y, no sé si fue con un fusil, lo que yo sí sé es que fue con una punta de hierro que me forzaron y me reventaron. Cuando tenía que hacer mis necesidades, luego, eran bolas de sangre lo que yo botaba… A los otros detenidos les pasaban las motos por las piernas. Luego, nos montaron en un jeep de la Guardia y después en un convoy, pero, antes, uno de los soldados le dijo a otro: pásame un trapo con gasolina para limpiar la sangre. Tenía las piernas acalambradas.
Cuando llegamos al destacamento no podía pararme de donde estaba. Me bajé como pude. Uno de los guardias le dijo a los otros: ‘A este ya no le peguen más porque lo vamos a reventar’, pero vino uno, me pegó una patada en la espalda, y nos siguieron pegando. Sentía impotencia, quería matarlos, pero también rezaba y sólo pensaba en ver a mi mamá y a mi papá. Claro que identifiqué a varios guardias, está el sargento Blanco, ahí tengo los nombres.
Luego, nos llevaron a un baño y nos desnudaron. Un tal teniente Verdú nos dijo, otra vez, que nos iban a violar. Nos metieron uno por uno en la regadera, prácticamente por cinco segundos y nos sacaron. Cuando nos mandaron a vestir, lo hice como pude pues no podía agacharme. Salió uno de los guardias y me dijo ‘tú te quedas aquí’. Cuando pregunté por qué, me metieron un cachazo con el arma y decidí callarme. Luego, vino una guardia y me dio un vaso de agua con un Ibuprofeno.
Ella dijo que nos dejaran de pegar. Luego, por lo menos a mí, por un momento, me dejaron quieto, pero los demás me contaron que les echaron bombas lacrimógenas y a uno de los muchachos, Osvaldo Torres, le partieron un casco en la cabeza.
Ya yo no podía ni hablar, pero vino otro guardia y me dijo: ‘¿Qué haces tú aquí?’. Le dije que por protestar; me dio tantos golpes que la silla de aluminio en la que estaba sentado, se reventó.
Al día siguiente, llegaron las fiscales y nunca nos dejaron hablar con ellas. Llegaron los médicos forenses, nos hicieron unos análisis, nos mandaron reposo. En ese análisis, quedó constancia de la violación. A mí me explicaron que el ano tiene ‘rayitas’, como si fuera un reloj, y yo tenía lesiones como de la nueve a las seis.
‘Que me calle la boca’
El día quince, el día de la audiencia, supuestamente, nos iban a llevar al Palacio de Justicia pero nos llevaron otra vez al CICPC (policía científica) para hacernos otra reseña –el día anterior nos habían hecho una reseña allí, en el destacamento–, y volvieron a golpearnos. Nos regresaron y había una juez y unos fiscales. Los fiscales mandaron a callar a la juez. Eso fue una mamadera de gallo total, había guardias en la cocina, afuera de la sala, todos armados. Me pusieron en arresto domiciliario.
A los ocho días, por intermediación del consulado español (es hijo de un español), pude ir a una clínica. Allí estuve dos noches. Cuando me trasladaron, había nueve patrullas, como si yo fuera el peor narco. Pasaron los días y veíamos, en la casa, cómo pasaban los guardias, tomaban fotos, luego la fiscal 28 de derechos humanos –Caroli Montero– vino y me dijo que no declarara más, que me callara la boca.
Ya la fiscal general, Luisa Ortega Díaz, había dicho que lo de mi violación era mentira. Yo seguí declarando, nunca tuve acceso a mi expediente (hace poco pudo verlo su madre, son más de 400 folios) y hoy tampoco tengo acceso. Cuando lo tenga, lo llevaré al consulado español y voy a hacer una contrademanda al Gobierno.
Decidí contarlo porque eso no me hace menos hombre, quiero dar la cara y luchar, yo no me voy a rendir. Jorge y Carla están fuera del país. Joshua, el otro chamo que estaba allí, ya está pidiendo asilo en otro país. Entonces ¿tengo que tener plata o ser alguien importante para salir de este peo?, ¿para que me den mi expediente?, ¿para ser libre? O sea, aquí, en Venezuela, si no eres nadie, no tienes plata: jódete. Por eso salí a protestar y si pudiera, lo volvería a hacer”.
VALENTINA LARES MARTIZ
Corresponsal de EL TIEMPO
VALENCIA.

lunes, 19 de mayo de 2014

Tradukka (traductor)

http://tradukka.com/translate


Un buen traductor para los usuarios


martes, 13 de mayo de 2014

La FUTURA EDUCACION COMUNISTA EN VENEZUELA

https://www.youtube.com/watch?v=6ZNMwZdIUfQ&feature=youtu.

Si no actuamos a tiempo para parar todas esas leyes castro-comunistas entonces la educación de nuestros hijos se lo lleva el diablo.


domingo, 11 de mayo de 2014

EL COSTO DE LA CORRUPCION EN EL PAIS

El costo de la corrupción en Venezuela



     by Alek Boyd 
    ¿Cuánto, de los 2,9 billones de dólares, 
    se han robado? 
    No lo sé, pero si me pongo a sumar lo malgastado en compras innecesarias, 
    regalos a otros 
    países, petróleo gratis a Cuba, NIcaragua, lo pagado en sobreprecios, 
    lo despilfarrado en programas populistas y compra de votos y conciencias 
    a nivel mundial, creo poder afirmar que 
    es más de 150.000 millones de dólares. Suficiente como para pagar 
    la deuda completa. Si tuviésemos gobernantes responsables estaríamos 
    como Noruega. Como nos gobiernan 
    venezolanos, estamos como estamos.
    Lamentablemente, la corrupción se ha tornado en una suerte de crimen aceptable, 
    sin consecuencias. 
    Sería difícil encontrar un venezolano que no haya tenido que lidiar, 
    alguna vez en su vida, 
    con la corrupción: sea la del fiscal de tránsito, la del guardia de 
    alcabala, la del empleado 
    de oficina pública, la del empleado de empresa privada, la del gestor... Ahora, con 
    el tema de la escasez alimentaria y depauperación económica, la corrupción 
    se asoma en cantidad innumerable de facetas, como gente que hace cola para 
    comprar comida y luego vende 
    el puesto, o los que pueden controlar -en el sentido entendido en Venezuela 
    como obtener- Harina Pan, pasta, aceite y otros insumos, que luego revenden 
    a precios alejadísimos de los impuestos por el régimen, etc. En suma, en casi todos 
    los aspectos, de la vida diaria del venezolano promedio, la corrupción está presente. 
    Esa omnipresencia ha resultado en aceptabilidad, como ya mencioné. La mayoría la perciben 
    como un factor más que hay que tener en cuenta. De hecho, muchos cuentan con ella 
    para el resuelve.

viernes, 9 de mayo de 2014

Premio a James Allison (Universidad de Texas)



James Allison, un pionero en la investigación de la inmunoterapia del cáncer, esta semana fue galardonado con el prestigioso premio a la innovación canadiense. La Fundación Canadiense Gairdner señaló que la investigación del doctor de Texas condujo al descubrimiento de un tratamiento único que libera el sistema inmunológico para atacar el cáncer.

Este es el último de una serie de prestigiosos premios dado en los últimos años a Allison, Presidente de la Universidad de Texas, Departamento de Inmunología del cáncer MD Anderson Center.

Allison de 65 años ha identificado un freno natural que detiene el sistema inmune y el  ataque a las células sanas cuando se busca la invasión de virus o bacteria.

Allison tradujo su hallazgo en un fármaco que libera el freno para las defensas del organismo y que puede reconocer y atacar las células tumorales mediante un sistema de inmunología. 

Mediante la creación de este enfoque brillante, que trata el sistema inmune en vez de el tumor, Jim Allison abrió una nueva vía para el tratamiento de todos los cánceres dijo el DR . Ronald de Pinho, Presidente del M. D. Anderson.

En su declaración el Dr. Pinho  llegó a decir que es la zona más interesante y prometedora de la investigación sobre el cáncer en la actualidad.

Allison fue reclutado por el MD Anderson en el  2012 desde el Memorial Sloan -Kettering Cancer Center de Nueva York.

Los Gairrdner Premios de Canadá son apoyados por los gobiernos de Canadá , Alberta y Ontario.


Allison y otros siete galardonados recibirán sus premios y además 100.000 dólares canadienses, el 30 de Octubre en la ciudad de Toronto.

EL BLOG EN EL AULA