miércoles, 12 de enero de 2011

Orlando Albornoz y sus ideas par debatir acerca de la ciencia y tecnología

 Dice Albornoz  que : si algún efecto útil y positivo generan las nuevas leyes relacionadas con educación superior y ciencia y tecnología es que abren un debate sobre el tema.

El mismo, en el mundo de las ideas, supone para quien participa en el  juego esgrimir argumentos que son sometidos, a su vez, al escrutinio  crítico. Werner Sombart, en 1939, discutía el tema en un artículo suyo
referido a la relación entre ciencia y economía.

Decía el sociólogo alemán que la ciencia es un fenómeno histórico  único, con ciertas características que no voy a mencionar en esta  oportunidad.

Tomo sí, como tema de mi análisis, comentar una postura epistemológica  que omite historicidad alguna en la noción de ciencia y que, además, supone que la ciencia debe ser libre porque "...forma parte del pensamiento".

La frase es atribuida a la decana de Investigaciones de la Universidad Simón Bolívar, según una entrevista por Roberto Giusti publicada en El Universal (13 de diciembre de 2010).

Expresó la doctora Elia García que "la ciencia tiene que ser libre  porque forma parte del pensamiento". Es una frase enigmática que  envuelve una ignorancia inoportuna acerca de lo que es ciencia, la  noción de libertad y, por ende, la de pensamiento. La ciencia no  "forma parte del pensamiento" sino que es un modo de percepción, tan
subjetiva como toda otra apreciación a partir de las posibilidades  cognitivas.

Interpreto que, según esta postura, la ciencia deriva su libertad de  la propia capacidad cognitiva, lo cual sería ignorar toda la  psicología y epistemología contemporánea. La ciencia es social,  histórica, y la percepción de eso que llamamos ciencia está  condicionada por una serie de factores posibles de aislar ­que he
investigado empíricamente, en América Latina y el Caribe, y comparado  mis hallazgos con aquellos de los investigadores en el ámbito  internacional­, que a su vez se generan en las condiciones de origen  de clase social de los investigadores, su edad, tipo de entrenamiento,  estado civil, origen étnico y así sucesivamente, sobre todo el género,  esto último que alude al maravilloso prisma del sexo, porque así como
se supone que el cerebro "piensa" según el  lado en donde se origina, también el sexo impone a la subjetividad una percepción específica.

La ciencia es histórica porque, además, evoluciona según una agenda que en modo alguno es "libre". La ciencia es una percepción cognitiva condicionada y, de hecho, interesada, porque no hay ni ciencia neutra ni amorfa. Hacer ciencia es responder a detonantes ideológicos prescritos por el entorno político que rodea la actividad de quienes se dedican a la ciencia. 


La postura de la citada decana forma parte del conjunto necio de la  mitología según la cual los científicos deben tener la más absoluta  libertad para fijar su agenda, sin intervención de terceras personas.

Peter Medawar, premio Nobel de Medicina en 1960, en su libro The  limits of science (1984) analiza a profundidad la calidad de las  percepciones, incluido cómo la religión y el arte pueden ver a donde  la ciencia no tiene cómo llegar.

Del mismo modo, entonces, que la ciencia es una manera limitada de  percibir, en tanto búsqueda individual y personal; es una manera de  percibir según las variables comentadas, sobre todo partiendo del  hecho de que la libertad, por lo demás, es ideológica y es política.

Lo que ingenuamente propone la distinguida colega es el libre albedrío  y la generación espontánea. Supongo que también propondrá que los  ángeles sigan asexuados, pero ni esto es ya creíble en nuestro  convulso universo vital y existencial, en donde la ciencia es un  aparato, en forma inevitable, y como tal sujeto a las disputas como
las que ha estimulado en nuestra sociedad las posturas del actual  Gobierno, sujetas a críticas, por supuesto, pero no condenas a priori,  como ésta de la decana García, quien habla sin otros argumentos que  señalar cómo "el golpe que le dieron a la ciencia augura tiempos  oscuros".