martes, 8 de octubre de 2013

ESTIMULAR AL BEBE ANTES DE NACER


Estar embarazada te despierta miles de instintos que antes ni sabía que tenías. No es por nada que acaricias tu barriguita o te dan ganas de cantarle, contarle historias, o ponerle música a tu bebé. Estas actividades hacen que te conectes más con ese bebé que llevas dentro, pero además de reforzar el vínculo afectivo, benefician el cerebro del bebé y estimulan su aprendizaje desde que está en el útero (la matriz).
Estudios previos han demostrado que así es. Pero en esta oportunidad, un estudio realizado por unos especialistas en Finlandia, habla concretamente de que exponer de manera temprana a los bebés a los sonidos y a las palabras, es una forma poderosa de estimular su cerebro y el desarrollo del lenguaje. En concreto, demostraron que los bebés recuerdan los sonidos a los cuales fueron expuestos durante su gestación.
Para probar esto, los investigadores le hicieron seguimiento a 33 mujeres a partir de la semana 29 de gestación hasta el nacimiento. La mitad de las mujeres escucharon la grabación del sonido “tatata” que en finlandés no significa nada, y al cual se han referido como una “pseudopalabra” (o sea, una palabra falsa o inventada). Escucharon esta palabra cientos de veces cada semana, en ocasiones con diferente pronunciación y entonación.
Una vez que nacieron los bebés, se les puso la grabación para ver cómo reaccionaban al escuchar la pseudopalabra. Aquellos bebés que escucharon la “tatata” estando en el útero reaccionaron fuertemente al sonido, los cambios de entonación y de pronunciación, en comparación con los bebés que no estuvieron expuestos a ese sonido.
Los fetos humanos empiezan a escuchar los sonidos del exterior desde las 27 semanas de gestación, y este estudio sugiere que mientras escuchan, aprenden. Para los expertos, el hecho de que los bebés puedan escuchar y aprender en el útero revela que el desarrollo del lenguaje empieza entonces, y no a partir del nacimiento. Estos descubrimientos ratifican lo maravilloso que es el desarrollo del cerebro.
Esta información es de utilidad para los futuros padres para que estén conscientes de que existe la posibilidad de que el bebé aprenda de todo lo que oye a partir de la semana 27.
Así que ¡háblale a tu bebé, ponle música, cántale! Todo esto contribuye al desarrollo de su maravilloso cerebro.