miércoles, 28 de enero de 2015

TWITTER y la SALUD

Twitter podría servir como indicador de la salud cardíaca comunitaria

Thinkstock_Aleksandra Thompson_149297298

La popular plataforma de comunicación socialtiene un uso nuevo, según una investigación reciente: servir como indicador de la salud psicológica de la comunidad y a partir de ahí, ayudar a medir las tasas de enfermedad cardíaca que podrían afectarla.  La estrecha relación entre el lenguaje y la mortalidad ha resultado una revelación sorprendente para los investigadores. Aquí te damos más detalles.
¿Tienes una cuenta de Twitter? Además de comunicarte con familiares y amigos y seguir a personas interesantes, los comentarios que envías o recibes podrían tener, en un futuro, otro uso con un beneficio relacionado a tu salud en particular y a la de la comunidad en general. ¿Te sorprende?
Pues bien, unos investigadores de la Universidad de Pennsylvania han demostrado que la red social Twitter, al captar la atmósfera psicológica en una comunidad, es capaz de ofrecer más información sobre el riesgo de enfermedad cardíaca que otros factores tradicionalmente asociados con este riesgo, como el hábito de fumar, el nivel socioeconómico  o el estrés.
Con seguridad te preguntarás cómo llegaron a esta conclusión.  Según detectó el estudio, las expresiones de emociones negativas como el enojo, el estrés o la fatiga enviadas a través deTwitter en un condado determinado, se asociaron a un riesgo mucho mayor de desarrollar enfermedades cardíacas.  Y a la inversa, la expresión de emociones positivas, como el entusiasmo y el optimismo se asoció a un riesgo menor.
Esto, por supuesto, no es nada nuevo.  Durante mucho tiempo, los investigadores han asumido que el bienestar psicológico de las comunidades es importante para su bienestar físico, pero es algo difícil de cuantificar y de medir.  Al usar a Twitter como una pantalla que refleje el estado mental colectivo de una comunidad, esta plataforma de comunicación se convierte en una herramienta de ayuda poderosa en el campo de la epidemiología (es decir, la rama de la medicina que se encarga de la distribución, incidencia y control de las enfermedades en una comunidad), así como para medir la eficacia de las intervenciones en salud pública. Y ahí radica lo novedoso.
Tomando como base un grupo de tweets públicos realizados entre 2009 y 2010, los investigadores  establecieron diccionarios emocionales, así como grupos de palabras que reflejaban determinados comportamientos y actitudes, y utilizaron esta información como base para analizar una muestra de tweets enviados al azar por individuos que a su vez, permitieron conocer su localización.  Utilizando este criterio, se encontraron suficientes tweets y datos de salud de unos 1,300 condados, los cuales abarcaban un 88 por ciento de la población.
El tipo de lenguaje emocional negativo, caracterizado por el uso de insultos, groserías o de palabras como “odio”, estuvo fuertemente relacionado con la mortalidad a causa de las enfermedades cardíacas, incluso después de tener en cuenta variables como el nivel de ingresos y el nivel educativo. Por otro lado, el lenguaje emocional positivo (manifestado en palabras como “amigo”, o “maravilloso”), mostró una correlación inversa, lo que sugiere que una actitud mental optimista y positiva podría ser una excelente forma de protegernos contra las enfermedades que afectan al corazón.
Twitter, como sabes, tiene millones de usuarios, quienes se manifiestan libre y espontáneamente en mensajes que aunque cortos, resultan como en este caso, extremadamente sugestivos.  Con esta investigación, la plataforma de comunicación social ofrece toda una gama nueva de posibilidades para recoger, de manera directa, la manifestación de la población de su salud emocional (aunque sea de manera inconsciente) y podría servir como un nuevo indicador de áreas en las que podría haber una mayor incidencia de enfermedades cardíacas. Interesante, ¿no es cierto?
Así que ya lo sabes.  Cuídate de emociones y sensaciones negativas que no conducen a nada, al contrario, perjudican tu vida y tu salud, especialmente la de tu corazón.  Esta investigación, publicada en el medio Psychological Science, nos debe servir de recordatorio del gran poder de las palabras como reflejo de nuestra realidad y su efecto en nuestra salud.  Piensa, habla y actúa de manera constructiva y positiva y lo verás reflejado en todo lo que te rodea.
Puedes seguirnos en Twitter en @VidaySalud