domingo, 13 de marzo de 2011

Informaciones falsas sobre el cáncer y la realidad



PRONUNCIAMIENTO DEL JOHNS HOPKINS: E-MAIL TRAMPOSO RELATIVO AL CÁNCER:


Una información falsamente atribuida a Johns Hopkins llamada “ACTUALIZACIÓN DEL JOHN HOPKINS EN CÁNCER” describe propiedades de las células cancerosas y sugiere modos de prevenir el cáncer. Johns Hopkins no publicó la información ni respalda su contenido. El email El e-mail también es incorrecto en la ortografía de nuestra institución como “John” Hopkins, cuando la correcta es “Johns” Hopkins. Para mayor información sobre cáncer, por favor diríjase a la información en nuestro website o visite el website del Instituto Nacional de Cáncer www.cancer.gov . Ayúdenos a combatir la distribución de este e-mail tramposo permitiendo la distribución de este pronunciamiento.

Otro e-mail tramposo que circula desde 2004 y también atribuido a Johns Hopkins afirma que los envases plásticos liberan dioxinas al ser calentados y de esa forma inducirían el desarrollo del cáncer. Para más información sobre esta otra trampa, visitar: Johns Hopkins Bloomberg School of Public Health .

La verdad sobre el e-mail de “Actualización en cáncer”

Este tipo de informaciones se ha convertido en un problema tal que el Instituto Nacional del Cáncer, la Sociedad Americana de Cáncer, el Centro de Cáncer Kimmel del Hospital Johns Hopkins, han colocado advertencias en sus respectivos websites. La nueva moda parece ser la de ofrecer electrónicamente curas fáciles para evitar o curar el cáncer. Para ganar alguna credibilidad, el autor anónimo atribuye falsamente su “información” a instituciones de investigación científica altamente respetadas, como Johns Hopkins.

Lo esencial de este e-mail es que las terapias de cirugía, quimioterapia y radiación no funcionan contra el cáncer y entonces la gente debe escoger una variedad de estrategias alimenticias.

Las terapias tradicionales (de cirugía, quimioterapia y radiación) funcionan . La evidencia reposa en los millones de sobrevivientes del cáncer que hoy viven debido a elas. Aceptamos que los tratamientos no funcionan en algunos casos, que algunas veces funcionan temporalmente y que hay algunos tipos de cáncer más difíciles de tratar que otros. Estos problemas son el foco de investigaciones en cáncer actualmente en desarrollo.

En este mensaje iremos desmontando la trampa del e-mail en cuestión y aportaremos respuestas reales de expertos del Centro de Cáncer Kimmel del Hospital Johns Hopkins.

Aseveraciones 1 y 2 del e-mail tramposo: Todos tenemos células cancerosas

El cáncer es una enfermedad genética resultante de una variedad de mutaciones y alteraciones bien sea por herencia de nuestros padres o más comúnmente, adquiridas en el tiempo por exposiciones ambientales y comportamientos, tales como fumar o sufrir una dieta pobre en nutrientes. Estas alteraciones bloquean importantes reguladores del crecimiento celular, permitiendo que las células comiencen a dividirse sin control, como lo explica Luis Díaz, un científico clínico en el Centro Ludwig para la genética del cáncer. Este tipo de célula se llama maligna o célula cancerígena. Entre los trillones de células en el cuerpo humano, inevitablemente algunas son anormales o atípicas que poseen algunas características de las células cancerígenas, aunque la mayoría mueren y no progresan hacia la formación de cáncer.

No existe una sola prueba estándar para el cáncer. Hay maneras de rastrear algunos tipos de cáncer como la colonoscopía para el cáncer de colon, la mamografía para el cáncer de mama, PSA para el cáncer de próstata, el Pap para el cáncer cervical. Estos tests pueden detectar cánceres en etapas muy tempranas y curables de la enfermedad. Para otros tipos de cáncer no existen en la actualidad tests de fácil realización y ellos son diagnosticados cuando comienzan a causar síntomas.

Díaz y otros investigadores en el Centro Kimmel de Cáncer están trabajando en nuevas pruebas para detectar ADN anormal (Nota de la traductora: ADN es el material genético) desparramado por las células cancerígenas en la sangre y otros fluido corporales en una etapa muy temprana. Enfoques como éste, podrían llevar al desarrollo de pruebas de amplio espectro para la detección de cualquier tipo de cáncer, aún aquellos que no son detectables bajo el microscopio o los rayos X.. Pero ellos están todavía en desarrollo experimental.

Otros investigadores están estudiando células madres con capacidad cancerígena. Estas son células escondidas que hacen sólo una pequeñísima parte de un tumor. Aunque son muy pocas, algunos investigadores piensan que ellas son las que llevan a la recurrencia del cáncer. Ya se tienen algunas terapias dirigidas hacia estas células, que están siendo probadas en algunas pruebas clínicas controladas.

Mientras tanto, un grupo dedicado al estudio del cáncer de mama ha desarrollado un método que haría posible detectar este cáncer a partir del ADN contenido en una sola gota de sangre.

Pero mientras estas células cancerígenas evasivas presentan un desafío y son el foco de investigaciones en desarrollo, eso no quiere decir que todos los pacientes, aun aquellos tratados exitosamente, tengan un cáncer en espera, no detectable pero allí. Hoy en día, por el contrario, muchísima gente es tratada y completamente curada de cáncer.

Aseveración 3 del e-mail tramposo: Un sistema inmune fuerte destruye el cáncer

Con relación a cáncer y sistema inmune, no es un problema de fuerte o débil, como afirma el e-mail tramposo, sino una cuestión de reconocimiento. El sistema inmune simplemente no reconoce cáncer. En su complejidad, las células cancerígenas han aprendido a disfrazarse como células anormales. Explica Elizabeth Jaffee, co-directora de inmunología de cáncer y experta internacional en el tema, que una célula infectada con algún microorganismo (p. ej., virus) envía señales de peligro que ponen en funcionamiento el sistema inmune; las células cancerígenas no lo hacen. Al tratar de descrifrar las formas como las células cancerígenas se hacen invisibles al sistema inmune y lo evaden, Jaffee y su grupo están desarrollando vacunas contra el cáncer que parecen estar disparando reacciones inmunes contra el cáncer de páncreas, de prótata, mieloma y leucemia. Son investigaciones en desarrollo.

Aseveraciones 4 y 5 del e-mail tramposo: El cáncer es causado por deficiencias nutricionales por lo que un suplemento alimentario lo corregirá

Ciertos hábitos de dieta, de estilo de vida, como por ejemplo fumar, contribuyen al desarrollo de muchos tipos de cáncer, según lo reporta William Nelson, Director del Centro de Cáncer Kimmel. Nuestros expertos recomiendan una dieta balanceada (ver respuesta 11) como una manera de reducir el riesgo de cáncer. En cuanto a suplementos, Nelson menciona que mientras ellos pueden ayudar a paliar deficiencias vitamínicas, tomar dosis por encima de lo necesario para el organismo no dará beneficio adicional.

Aseveraciones 6, 7, 8, 9 y 10 del e-mail tramposo: La quimioterapia y la terapia por radiación daña las células normales. La cirugía hace que el cáncer se disemine.

La quimioterapia y la terapia por radiación matan células cancerosas con notable selectividad, dice Nelson. Hay algunos efectos temporales y reversibles comunes a las terapias de cáncer, entre las cuales están la pérdida de cabello y bajo contaje de células en la sangre. Pero una parte integral del tratamiento consiste en limitar y moderar estos efectos colaterales.

La cirugía es la primera línea de tratamiento para muchos tipos de cáncer. Ella no induce la diseminación del cáncer. El cáncer se disemina a otros tejidos y órganos a medida que el tumor progresa y las células se separan del tumor original, viajando a otros lugares del cuerpo por vía sanguínea.

Aseveraciones 11, 12, 13 y 14 del e-mail tramposo: El cáncer se alimenta de ciertos alimentos.

La premisa es que la células cancerígenas se alimentan de ciertos alimentos y que si una persona se abstiene de comerlos, el cáncer desaparecerá. De acuerdo a nuestros expertos, una dieta pobre en nutrientes y la obesidad asociada a ella, son un factor de riesgo para el desarrollo de cáncer. Sin embargo, no hay evidencia de que ciertos alimentos alteren el ambiente celular de un cáncer ya existente y que conduzcan a que el tumor muera o crezca.

Hay tumores que producen sustancias mucosas, pero ese moco producido por el tumor no es el resultado de tomar leche. Y comer menos carne, aún siendo esto una sana advertencia, no libera enzimas que ataquen las célular cancerosas, según lo explica Elizabeth Platz, experta en prevención y control de cáncer.

La clave es moderación, dice Platz.. Como parte de una dieta balanceada, es seguro ingerir azúcar, sal, leche, café, té, carne o chocolate, comidas todas estas señaladas en el e-mail tramposo como sospechosas de ser cancerígenas. La preocupación con estas comidas, particularmente el azúcar, es que añaden calorías a la dieta y pueden inducir obesidad. Y se sabe que la obesidad es un factor de riesgo en el cáncer. Una dieta nutritiva balanceada, un peso corporal saludable, actividad física, poca ingesta de bebidas alcohólicas, pueden prevenir hasta 1/3 de todos los cánceres. Platz recomienda comer no menos de cinci servicios de frutas y vegetales por día y limitar la ingesta de carnes rojas y procesadas, como por ejemplo, salchichas.

Varios expertos del Johns Hopkins participaron en la redacción de in informe sobre el tema de una perspectiva global para la prevención del cáncer. Fue publicado en noviembre de 2007 y es considerada la fuente más autorizada en dieta, actividad física y cáncer. Sus recomendaciones generales son:

1.- Sea delgado sin llegar a estar bajo de peso.

2.- Sea físicamente activo, por lo menos 30 minutos al día.

3.- Evite las bebidas edulcoradas. Limite el consumo de alimentos de alta energía (particularmente alimentos procesados altos en azúcar o grasa o bajos en fibra)

4.- Coma una variedad de vegetales, frutas, granos y legumbres.

5.- Limite el consumo de carnes rojas (como res, cochino o cordero) y evite carnes procesadas.

6.- Limite el consumo de bebidas alcohólicas a 2 para hombres y 1 para mujeres, por día.

7.- Limite el consumo de alimentos salados o procesados con sal.

8.- No use suplementos para protegerse del cáncer. Nuestros expertos recomiendan que la gente satisfaga sus necesidades nutricionales a través de la comida. Mientras se sabe que los suplementos vitamínicos pueden ayudar a personas con deficiencias nutricionales, la evidencia indica que la suplementación por encima de los niveles requeridos por el cuerpo no proveen de beneficios adicionales.

Aseveración 1 5 del e-mail tramposo: El cáncer es una enfermedad de la mente, el cuerpo y el espíritu

El cáncer es una enfermedad causada por alteraciones genéticas. Muchas veces, estas alteraciones ocurren por causa de nuestros propios comportamientos, por ejemplo, fumar, dieta pobre e no balanceada, exposición a virus, quemaduras por exposición prolongada al sol, según lo afirma John Groopman, experto en prevención y control del cáncer.

Se desconoce si las presiones, la fe y otros factores de este tipo influyen. Según Platz, nosotros queremos que la gente sea feliz, amorosa, libre de stress, simplemente porque esa es una manera muy agradable de vivir y puede contribuir a una sensación general de bienestar. Sin embargo, no hay evidencia científica de que una persona pueda prevenir o causar un cáncer en función de su estado mental.

Aún así, entendemos que un diagnóstico de cáncer trae mucho stress y ansiedad a los pacientes y sus familias. Y estos no son sentimientos agradables. De tal manera que nosotros ofrecemos a ellos unos servicios de asesoría para manejar mejor estas situaciones.

Aseveración 16 del e-mail tramposo: El oxígeno mata las células cancerosas

Platz recomienda un programa de ejercicios metódicos como parte de un estilo de vida saludable, pero insiste en que no hay evidencia de que respirar profundamente o recibir terapias de oxígeno previene el cáncer.

En su website, la Sociedad Americana de Cáncer incluye la siguiente declaración sobre el tema de la terapia de oxígeno: “La evidencia científica disponible no avala los argumentos según los cuales suministrar productos químicos que liberen oxígeno en el cuerpo humano puedan tener ninguna eficacia en el tratamiento del cáncer. Por el contrario, puede ser peligroso. Hay reportes de fallecimientos de pacientes sometidos a este método”

Por favor, circule esta información a familiares y amigos, en un esfuerzo por detener la distribución de información tendenciosa y dañina.

Traducción del inglés por: Dra. Gioconda San-Blas (Ph.D. )
Directora de Ciencia y Tecnología / Head of the Science and Technology Office Gobierno de Miranda / Miranda State Government y tomado del website del prestigiosísimo centro de investigaciones Johns Hopkins: http://www.hopkinskimmelcancercenter.org/index.cfm/cID/1684/mpage/item.cfm/itemID/1016