domingo, 29 de junio de 2014

EL OTRO PABLO IGLESIAS

MARTA COLOMINA |  EL UNIVERSAL
domingo 29 de junio de 2014  12:00 AM
Quién les iba a decir a los dirigentes del Partido Socialista Obrero Español,PSOE, fundado por el legendario Pablo Iglesias allá por el año 1879, impulsor de la aún activa Unión General de Trabajadores (UGT), que 135 años más tarde iba a irrumpir en el panorama político español otro Pablo Iglesias con el firme propósito de acabar con las "castas" políticas a las que, según él, pertenecen el PSOE y el gobernante Partido Popular (PP), entre otros. Sin ser familia del fundador del PSOE, el Pablo Iglesias de ahora improvisó el partidoPodemos y obtuvo en elecciones al Parlamento Europeo (EPE) más de 1 millón de votos y 5 escaños, en solo 4 meses de campaña.

Hasta hace poco Pablo Iglesias era un desconocido en su país -profesor de la Universidad Complutense de Ciencias Políticas, quien con Juan Carlos Monedero, Iñigo Herrejón y Luis Alegre, crearon una fundación "Centro de Estudios Políticos y Sociales" (CEPS), a través de la cual obtuvieron contratos por casi 4 millones de euros por "asesorar" durante 10 años al gobierno de Hugo Chávez (sin contar lo que pudieran haber recibido de la partida secreta) y convirtieron su facultad en una logia desde la cual salieron y alimentaron las protestas de los Indignados que los venezolanos veíamos desde nuestros televisores actuar airadamente en el centro de grandes capitales españolas, sobre todo Barcelona y Madrid. Razones para protestar había: casi 6 millones de desempleados, disminución de presupuestos para salud y educación a causa de la crisis y la visible corrupción en los dos grandes partidos Socialista y Popular. 

Tomando el "Yes, we can" de Obama, una de las pocas licencias "capitalistas" que aparentemente se permiten, el habilísimo uso de los medios,encandilados con el nuevo Pablo Iglesias como en Venezuela lo estuvieron con Chávez y duchos en las nuevas tecnologías, Podemos obtuvo 1,2 millones de votos tomados del PSOEIzquierda Unida y del descontento social. Con la abstención de muchos partidarios del PP en las EPE, la gran pérdida de escaños encendió tal alarma en el bipartidismo, que el gobierno acaba de anunciar la disminución de impuestos, y produjo la renuncia del secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba.

No había tertulia audiovisual en la que no apareciera Pablo Iglesias. Con el descontento reinante y su habilidad discursiva, llamando "castas" a partidos y culpándolos de todos los males, los 3 escaños que vaticinaban los sondeos se convirtieron en 5. ¿Habrán leído quienes votaron por Podemos el plan político de este grupo de izquierda radical, que parece copiado del desgobierno de Chávez? Veamos: 

1) Impago de la deuda pública; 

2) Jubilación a los 60 y jornada laboral de 35 horas; 

3) Prohibición de despidos y derogación de reservas laborales; 

4) Eliminación de empresas de trabajo temporal e implantación del salario máximo; 

5) Pensiones no contributivas y derogación de última reforma; 

6) Control público de sectores estratégicos de la economía: telecomunicaciones, energía, alimentación, transporte, farmacéutico sanitario y educativo. (Imaginamos la estampida de milmillonarias inversiones en España);

7) Participación de trabajadores en consejos de administración; 8) Impuestos a grandes fortunas y recuperación del patrimonio; 9) Más sanciones frente al delito fiscal y 10) Una renta básica para todos.

El CEPS ha operado en Venezuela a través del Frente Francisco de Miranda, desde donde se han mantenido reuniones con miembros de ETA y las FARC, como reseñase la prensa venezolana. 

Monedero ha estado muy activo en política interna venezolana: defiende en los medios a Chávez y a Maduro y critica a la oposición. Cuando en España se abordaba el tema de Chávez, los defensores han sido Monedero y los demás del CEPS. Tanta influencia tuvo Chávez sobre ellos que, además de anunciar ya una constituyente, al juramentarse Pablo Iglesias como diputado del PE, fue el único que violó el protocolo añadiendo al "juro respetar la Constitución", "hasta que el pueblo la cambie". Su divismo es tal, que avisó a los medios de que haría algo espectacular en su juramentación. Así que el show fue visto en TV. ¿Habrá que agradecerle que se abstuvo de manotearla y de llamarla "moribunda?.

El peso del financiamiento chavista y acusaciones sobre apoyo iraní, comienzan a ser una pesada losa para Iglesias y su grupo, del que hasta en las redes sociales se dice que en la Complutense celebraron fumando cohíbas y brindando con ron cubano el muy dudoso "triunfo" de Maduro. Las contradicciones son demasiadas: Por ejemplo llamar despectivamente "casta"al PSOE y al PP, y rendir simultáneamente culto a Fidel y Raúl Castro (con 50 años de dictadura a cuestas) y a los 15 años del chavismo.

mcolomina@gmail.com