miércoles, 2 de abril de 2008

Los comentarios del Rector Scharifker y de Ferrer


Benjamín Scharifker, rector de la Universidad Simón Bolívar
“EL MENSAJE DEL PRESIDENTE CHÁVEZ FUE MUY CLARO”

En opinión del rector Benjamín Scharifker, el mensaje emitido anoche en cadena nacional por el presidente Hugo Chávez sobre las pruebas internas de las universidades fue muy claro: expresó su disposición de no interferir en los procesos académicos de cada universidad y de que las pruebas de ingreso prosigan tal como está previsto.“Pienso que dio instrucciones muy precisas sobre la necesidad de que las pruebas de ingreso se den. Si bien el presidente tiene una opinión acerca de las pruebas de ingreso y la Prueba de Aptitud Académica, expresó muy claramente su disposición de no interferir con los procesos académicos que son propios de las universidades, y sí iniciar un proceso de conversaciones, un proceso político, un proceso de convencimiento, de buscar un consenso sobre el tema del ingreso en la educación superior; nosotros compartimos ese mensaje de conciliación, entendimiento y racionalidad”.

En su discurso de anoche, transmitido en cadena nacional de radio y televisión, con motivo de la graduación de técnicos superiores universitarios de la Universidad Bolivariana de Venezuela, el presidente ordenó al ministro de Educación Superior, Luis Acuña, actuar con flexibilidad frente a las universidades que no seguirán la disposición del Consejo Nacional de Universidades de eliminar las pruebas internas.Al respecto, Scharifker indicó que flexibilidad significa tolerancia y el reconocimiento de las características propias de cada institución de educación superior. “Las instituciones no son idénticas. (Las palabras del Presidente) son un avance muy importante en el entendimiento, su instrucción fue muy precisa: las pruebas de ingreso en las universidades van este año, y estamos entrando en una transición, como él mismo la llamó. Creo que es un mensaje muy positivo”.

Sobre la jornada de aplicación de la prueba interna, el Rector declaró que hoy es uno de los días más importantes del año para la Universidad Simón Bolívar. Es el día en el que se reafirma el compromiso de la Universidad en formar capacidades humanas en condiciones apropiadas.El presidente Chávez proporcionó cifras sobre la composición socioeconómica de los estudiantes de la Universidad Simón Bolívar. 57 por ciento son de clase alta, 42 por ciento de clase media y sólo 0,7 por ciento de los estratos IV y V. “O sea, nadie”, dijo el primer mandatario en referencia a la última cifra.Scharifker indicó que en la USB la realidad es que más de la mitad de los estudiantes que ingresan provienen de instituciones no oficiales.

“Pero no toda persona que estudia en una institución privada, es una persona rica. Debido a las graves deficiencias de nuestro sistema educativo, muchos padres hacen un gran esfuerzo económico para brindarles educación a sus hijos. Las cifras que da el presidente sí reflejan de qué instituciones provienen los estudiantes, pero no necesariamente la distribución socioeconómica”.

En opinión de Scharifker, si quiere lograrse un ingreso en la educación superior más equitativo, “debemos mejorar la calidad de la educación en los niveles previos a los estudios universitarios”.El Rector destacó que el proceso de admisión de la Universidad Simón Bolívar es “un sistema de igualdad de oportunidades”. “Sólo admitimos estudiantes basándonos en sus méritos, no porque sean hijos de un profesor, un empleado o un empresario, no hacemos distinción de clase social en nuestros mecanismos de ingreso”.

----------------------------------------------------------------------------------

José Ferrer, vicerrector administrativo
“EL PROBLEMA DE INGRESO REQUIERE UNA SOLUCIÓN SISTÉMICA”

El problema de ingreso en la educación superior es muy complejo y no concierne únicamente a las universidades, en opinión del vicerrector administrativo de la Universidad Simón Bolívar, José Ferrer.“Es un problema de la educación en general, que requiere una solución sistémica; no se puede pretender resolver el problema de la educación superior, sin resolver el de la educación inicial, primaria y secundaria”.Sobre la prueba de admisión de la USB, Ferrer declaró que es un medio paragarantizar que los estudiantes que ingresan en la Simón Bolívar tengan una alta probabilidad de ser exitosos en sus estudios.

No en vano, dijo, la USB tiene el índice de prosecución de estudios a nivel nacional. “70 por ciento de quienes ingresan se gradúan, muy diferente a lo que ocurre en otras universidades autónomas o experimentales donde tal vez el ingreso sea más sencillo o distinto al nuestro”.

Ferrer se refirió igualmente a las limitaciones en los servicios y dotación que padece la Universidad. “Si el Estado pretende imponernos una cuota superior de estudiantes a la que estamos manejando, tiene que estar dispuesto a resolver los problemas fundamentales: acceso al campus, principalmente al de Sartenejas cuyo acceso es más difícil por su posición geográfica, y transporte; además de garantizar más y mejores becas”.

1 comentario:

LFAVjmvFXctmxvIvRwkcYApRJ dijo...

See please here