miércoles, 26 de septiembre de 2007

Una tesis de maestria para Los Roques

La idea nació de los propios pescadores de Los Roques, quienes, aunque por años han visto a decenas de investigadores llegar al archipiélago e irse, pocas veces se han enterado del resultado de sus trabajos. Le hicieron el comentario al director del Instituto de Tecnología y Ciencias Marinas de la Universidad Simón Bolívar, Juan Posada, y ello llevó al oceanógrafo Gustavo González Hurtado a orientar su tesis de maestría del postgrado en Desarrollo y Ambiente en ese sentido.

El proyecto, titulado: Prioridades de investigación dirigidas a mejorar la gestión ambiental del Parque Nacional Archipiélago Los Roques, que perseguía identificar las que deberían ser las principales áreas de investigación en la zona, duró un año. "Queremos mostrar cómo el componente investigación puede poner su grano de arena en el manejo de Los Roques, organizando y proponiendo lo que hace falta estudiar allí en cuanto a los problemas del archipiélago y la gestión ambiental", manifestó González, quien hoy parte a Bariloche, Argentina, para presentar su trabajo en el II Congreso Latinoamericano de Parques Nacionales y otras Áreas Protegidas.

Indicó que la ejecución del proyecto se dividió en varias etapas. Primero se revisaron trabajos previos de investigación en el área, luego se entrevistaron tanto a habitantes del parque nacional, como a autoridades y expertos. Finalmente, se llevaron a cabo 2 talleres, uno en Los Roques y otro en Caracas; en estos participaron 80 investigadores de la zona y representantes de entes gubernamentales, y se propusieron las necesidades de investigación basadas en los principales problemas detectados en el archipiélago.

Se concluyó que era fundamental trabajar sobre los siguientes temas: el efecto de las aguas servidas en los cuerpos de agua, la falta de programas de educación ambiental, el manejo de desechos sólidos, la captura ilegal y sobreexplotación de recursos marinos, el mal manejo de actividades turísticas, y los efectos que tienen en los arrecifes de coral del parque las actividades que allí se realizan.

Se precisaron las prioridades de estudio para cada uno de estos problemas, tanto desde la perspectiva de las ciencias sociales como desde la de las ciencias naturales, y se presentaron 40 propuestas de investigación en áreas como gestión ambiental, ingeniería ambiental, planificación y medicina. Igualmente, se incluyó la implementación de programas de educación ambiental y participación comunitaria. El plan contempla la presentación de una agenda de investigación, con un cronograma de ejecución de actividades por tres años, e información sobre los posibles entes financistas.

González explicó el significado de la propuesta: "La investigación que se hace en las áreas protegidas generalmente obedece a intereses particulares, pero nuestro proyecto consiste en manejar esa investigación. Eso no quiere decir que sólo se hagan estudios aplicados en Los Roques, pero sí que la investigación sirva de base para tomar decisiones con respecto al manejo del parque nacional".

El proyecto fue financiado por la organización Conservación Internacional y recibió apoyo de la USB, la Fundación Polar y Aerotuy. Por tratarse de una propuesta pionera, González considera que se puede aplicar en otras áreas protegidas.