jueves, 18 de septiembre de 2014

CARTA DE LEOPOLDO LOPEZ

Herman@:

El primer paso para lograr el cambio es tener muy claro a que nos estamos enfrentando.

Las cosas hay que llamarlas por su nombre, en Venezuela hay una dictadura.

Recientemente pude conocer de un estudio de fecha muy reciente (8 de septiembre) realizado por el Instituto  Venezolano de Análisis de Datos (IVAD), el cual es dirigido por el profesor Félix Seijas. Un dato me produjo reflexiones encontradas: el 60 por ciento de los venezolanos considera que este gobierno no es democrático y se está convirtiendo en una dictadura.

La primera reflexión: es lamentable la situación a la que hemos llegado y la precariedad de la vida democrática en nuestro país. La segunda: me llena de fuerza saber que nuestro pueblo cada día tiene niveles mayores de conciencia frente a la situación política, social y económica pese a toda la hegemonía comunicacional y la propaganda que ha logrado desplegar este sistema.

Hace meses muchos analistas, periodistas y amigos me decían: Leopoldo,  ¿por qué dices que en Venezuela hay una dictadura? ¿Acaso no te parece una exageración tal afirmación? La respuesta parecía muy simple frente a una situación tan compleja: porque las cosas hay que llamarlas por su nombre.

Siempre he creído que el no tener una postura clara y en consecuencia firme, sobre lo que estamos enfrentando los demócratas, se corre el riesgo de seguir permitiendo la consolidación de la dictadura y la destrucción del país, por eso afirmo que el primer paso para una estrategia compartida por todas las fuerzas democráticas es reconocer y saber a que nos estamos enfrentando.

En Venezuela tenemos un sistema que no respeta en lo más mínimo las normas democráticas esenciales. Un sistema que quiere CONTROLAR A TODO EL PUEBLO VENEZOLANO. Un sistema que quiere controlar desde la forma de pensar, pasando por lo que podemos comprar hasta lo que comemos. Es esa necesidad de control y dependencia lo que está detrás de las capta huellas para comprar comida y racionar los alimentos. Es lo que está detrás de la pretensión de meter en las escuelas a nuestros hijos ideología del PSUV y educación militar.
Haz click aquí
La dictadura cree que repitiendo mil veces que en Venezuela hay democracia sólo porque ha habido no se cuántas mil elecciones en los últimos 15 años, va a engañar a nuestro pueblo que cada día está más claro porque está sufriendo la ineficiencia, la corrupción y la represión del gobierno. En Cuba hay elecciones y  una sola familia se ha mantenido en el poder por más de 50 años, en Corea del Norte, donde existen hasta campos de concentración, también se realizan elecciones..

Hoy en Venezuela el sistema controla todos los poderes públicos y están secuestrados por un cúpula  que pretende hacernos creer que partido-Estado-gobierno son la misma cosa generando la corrupción más espantosa de nuestra historia; controla los medios de comunicación para consolidar la llamada “hegemonía comunicacional” cerrando periódicos, televisoras y radios y cuando no los pueden cerrar los compran testaferros de los jerarcas de la dictadura. Todo esto para que se escuche solo la voz de la dictadura; encarcela o le abre procesos judiciales amañados a todo aquel que se opone el gobierno; reprime salvajemente las manifestaciones pacíficas y práctica torturas; usa grupos armados paramilitares contra el pueblo de Venezuela para amedrentarlo y someterlo.

Me sorprendo cuando algunos dicen que al pueblo no le interesa si estamos en dictadura o si estamos en democracia, que lo importante para el venezolano es que le resuelvan sus problemas. Mi respuesta es que la inteligencia de nuestro pueblo no debe subestimarse.
El pueblo de Venezuela sin duda hoy está agobiado por los problemas más básicos que deberían estar resueltos por cualquier gobierno medianamente eficiente como la escasez de productos, la inflación, la inseguridad, problemas de servicios básicos como la luz, el agua y el gas, pero nuestro pueblo también está asfixiado por un régimen que lo quiere controlar todo, que quiere racionar la comida, que marca a la gente con números para que compren alimentos, que le dice al pueblo que debe escuchar, leer o ver, es decir, una dictadura que busca suprimir nuestras libertades. El venezolano tiene tantas necesidades materiales y básicas como necesidades espirituales de libertad y cualquier discurso y propuesta política debe entender esa necesidad de nuestro pueblo.

No estamos ante un escenario de posible rectificación del régimen, todo indica que no tienen la intención de rectificar, por el contrario su intención es la profundización del modelo. Su modelo es Cuba, la miseria de un pueblo sometido al poder de una elite gobernante corrupta, ineficiente y antidemocrática. Ya hemos llegado a un punto en donde la cubanización de Venezuela dejo de ser una teoría, una amenaza teórica.  Ya llego la represión, la asfixia de las libertades, las tarjetas de racionamiento así sean del siglo XXI porque son electrónicas, el aislamiento. Es ante este escenario real que la dirigencia política debe responder.

Yo soy parte de una generación que creció en democracia, sin valorarla, dándola como una condición permanente. Ya eso nos es la realidad en Venezuela, y la experiencia de vivir en carne propia el abuso de la dictadura me lleva a tener un compromiso inquebrantable para luchar por la conquista de la democracia.
 
¡Fuerza y Fe, Venezuela!



Leopoldo López firma
Leopoldo López
¿Cómo puedes seguir apoyarme?


Mas información

http://leopoldolopez.com
http://twitter.com/LeopoldoLopez
http://facebook.com/LeopoldoLopezOficial
Link del boletín:  http://conta.cc/1qMCPJ1